Provincia Regina Apostolorum - Argentina Sur
América


Ecuador PDF Imprimir E-mail

La primera Sierva del Espíritu Santo Ecuatoriana El 13 de Enero 2007 fue un día de fiesta para las hermanas Sirvas del Espíritu santo del mundo entero por haber recibido la primera mujer ecuatoriana para la profesión perpetua en su comunidad. También es una alegría para los verbitas del Ecuador por haber cosechado el fruto de la promoción vocacional en los últimos años. Hna. Carmen Rosario Figueroa Aguilar, 

alt

nació el 2 de noviembre de 1971, en el Recinto San Francisco Parroquia Zapotal, provincia de Los Ríos. Sus Padres son Néstor Figueroa y Elvia Aguilar. Es la sexta de nueve hermanos. Los estudios primarios lo realizó en el mismo recinto, la secundaria, el ciclo básico en el colegio Técnico Agropecuario del Cantón Las Naves, Provincia Bolívar; el diversificado en el Colegio Humberto Moreira Marques del cantón Ventanas y los estudios universitarios los realizó en la Universidad Técnica de Babahoyo, Provincia de Los Ríos. Conoció la comunidad del Verbo Divino por que estaban trabajando en su pueblo natal. Se interesó por el trabajo y el servicio misionero, formó parte del equipo pastoral como catequista. La experiencia pastoral provocó en su vida una inquietud sobre la vida religiosa y despertando su conciencia misionera y andar por la misión ad gentes. Es así que inicio un tiempo de discernimiento personal, donde le hemos presentado la Congregación las Siervas del Espíritu santo; ayudándola durante su formación inicial para la vida religiosa, ingresando a la congregación en la Provincia de México el 8 de Septiembre de 1996. Hizo sus Primeros Votos el 15 de Agosto del 2000 y la preparación para los votos perpetuos en la Provincia Norte de Argentina. Su compromiso definitivo con el Señor y su Reino, lo realizó en su pueblo. Junto a la comunidad cristiana que la ha visto crecer. Por eso, el 13 de Enero de este año, dio su SI para siempre como misionera Sierva del Espíritu Santo en la Parroquia Santa María de las Naves donde descubrió su vocación y realizó sus primeras experiencias de vida misionera. Su destino misionero es Bolivia, lugar donde compartirá su vida y misión con los hermanos y hermanas de ése querido pueblo.

 
Cuba PDF Imprimir E-mail
Cuba - "Isla del azúcar" - tiene una extensión de 110.000 Kilómetros cuadrados y 11 millones de habitantes mestizos con matiz hispano y africano.

Luego de una paciente espera de dos años para recibir la visa, el cinco de marzo de 1996 brotó una nueva rama en el gran árbol de la Congregación Misionera Siervas Del Espíritu Santo – CUBA – las tres primeras misioneras, Ana Matilde, Dina y Aluigia acompañadas por Hna. María Adela, llenas de entusiasmo misionero y de ilusiones, tocaban el suelo cubano en la Habana, los esperaba el P. Sergio SVD...
Leer más...
 
Argentina - Piedra del Aguila PDF Imprimir E-mail

 
Con estas palabras del beato P. José Freinademetz - "El mejor lugar del mundo es aquel donde Dios quiere que estemos" la hermana Ethel Rosa Breczinski Misionera Sierva del Espíritu Santo respondió a su nuevo destino misional que la enviaba a un pueblo neuquino, Piedra del Águila. Con alegría y esperanza se unió al caminar de la gente sureña para hacer presente allí el amor de Dios. 


 


¿Qué hace? ¿Cuál es su misión?

La parroquia Nuestra Señora del Camino de Piedra del Águila con sus comunidades de Santo Tomás, Carrán Curá y la comunidad indígena mapuche Ancatruz - desde el año 1996 fue confiada a la Congregación de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo. Las hermanas colaboran mediante diversos servicios, siguen edificando comunidades cristianas que vivan de la Palabra de Dios, de la fuerza del Espíritu Santo y que fortalecidas por los sacramentos, lleguen a ser signos de la presencia amorosa y liberadora de Dios.

A la memoria y patrocino de la fundadora de su congregación Beata María Elena las hermanas consagraron su comunidad, se pusieron al servicio de la gente. Hermana Ethel Rosa hizo propio el lema de la fundadora :

"Quiero poner todo mi amor y mi vida entera al servicio del Evangelio".

En Piedra del Águila los desafíos de la misión son grandes, al no haber una presencia permanente de un sacerdote las hermanas junto a los laicos comprometidos, entre ellos la Madrina de la comunidad Doña Lili de Walter, se dan a la tarea de conocer a la gente y de responder a sus necesidades y a las exigencias de la misión y van haciendo realidad el objetivo misionero:
"Que Dios Uno y Trino sea conocido, amado y glorificado por todos los hombres".

La Hermana Ethel Rosa asumió distintas tareas. Inició el primer grupo de la Infancia Misionera sembrando en los corazones de los niños el amor de Dios, enseñándolos las primeras oraciones y compartiendo con ellos la Buena Noticia de Jesús. Algunas veces Dios le ha dado la gracia de celebrar el sacramento del Bautismo.
También le fue designada la tarea de visitar a los enfermos en el Hospital, un apostolado para ella nuevo y desconocido pero con disponibilidad y entrega abrazó esta nueva actividad misionera y con el tiempo llegó a ser fiel e incansable amiga de los enfermos y de los ancianos compartiendo con ellos su tiempo, llevándoles el consuelo y la Eucaristía acercándolos a Dios. También es la que los acompaña en el último viaje a la casa de Tata Dios y les reza el Responso. Con mucho cariño acompaña y consuela a las familias que han perdido un ser querido.
Muchas veces por día se la puede ver caminando ligero (a pesar de sus escasos años para los 70) por las polvorientas calles del pueblo. Va y viene visitando la gente derramando el agua de la bendición de Dios y su amor en los hogares. Entre mate y mate que le acompaña desde la mañana siempre activa y siempre dispuesta sale al encuentro de aquel que la necesita. Con gran entrega y devoción participa y dirige algunas celebraciones litúrgicas comparte su fe y la Palabra de Dios y alimenta a los fieles con el Pan de Vida.
"Para servir mejor a la extensión del Evangelio es fundamental que nos integremos en el pueblo donde vivimos, adaptándonos a su cultura y conociendo siempre mejor sus costumbres, su lengua y su historia".
Es uno de los consejos para las misioneras Sierva del Espíritu Santo.

Como a la parroquia pertenece la comunidad mapuche, Ethel Rosa también hizo esfuerzos para acercarse a su cultura a sus costumbres y a su lengua. Desde el principio acompaño los encuentros del Equipo de Pastoral Aborigen y de Religión Mapuche, empapándose despacito de la gran riqueza de la "gente de la tierra"( en el idioma mapuche: mapu – tierra, che – gente) uniéndose a sus rogativas al Nenéchen (Dios)

Con gran entusiasmo participó en el Curso de la cultura y lengua Mapuche aprendió lo elemental, para así expresar su aprecio y su interés por este pueblo que a lo largo de la historia fue despreciado y marginado, sin embargo esta vivo y debe ser reconocido.

Poco tiempo libre que tiene entre los distintos apostolados, lo dedica y al jardín que siempre está lleno de flores y a la quinta.

Ya se cumplen 7 años que la Hermana Ethel Rosa comparte su vida y su misión, alegría y dolor y las esperanzas con este pueblo neuquino de Piedra del Águila, que lucha por vivir dignamente a pesar de las contrariedades económicas y geográficas. Un pueblo que no baja los brazos, que quiere seguir adelante.

En este pueblo Ethel Rosa, que algunos con cariño llaman " abuela", silenciosamente sigue derramando la bendición de Dios, sabiendo que Dios la ha llamado a ser sierva de su amor. Desde la fe responde cada día de nuevo a este llamado sabiendo que cuanto más crezca su fe personal y más sea ella la fuerza alentadora de su vida, tanto más Dios, por su intermedio, podrá despertar y profundizar la fe en otros.

Hermana Ethel Rosa, te agradecemos por tu servicio y testimonio de la entrega a la Misión que Dios te ha dado.
Gracias también a Vos querido pueblo de Piedra del Águila y de los alrededores por permitirnos a las Misioneras Siervas del Espíritu Santo compartir con Ustedes el camino de la fe.
Que la bendición de Tata Dios, de la Santísima Trinidad, que es un Dios de Vida, de Misericordia y de ternura los acompañe siempre y María la Virgen del Camino proteja bajo su manto.
Queridos lectores con alegría compartí con Ustedes el testimonio de esta mujer de Dios y del Espíritu que a través de su sencilla vida cotidiana se va gastando en la Misión.
La mies es mucha los obreros pocos, pidamos al Señor de la cosecha que envíe misioneras a su pueblo, que suscite en los corazones de los jóvenes el deseo de llevar su presencia entre la gente.
Hermana Helena Kuc
Misionera Sierva del Espíritu Santo

--------------------------------------------------------------------------------

"El mejor lugar del mundo es aquel donde Dios quiere que estemos".

 
Chile - Alto del Carmen, III Región PDF Imprimir E-mail
En 1988 llegaron las tres primeras hermanas SSpS a Alto del Carmen, III Región, Chile. Hna. Cristina Hoar, SSpS (Indonesia) se encontraba entre ellas. Al llegar le impresionó la lejanía y la precariedad de la comuna. No había teléfono ni luz y el camino que lo unía a Vallenar, la ciudad más próxima, era una huella sin pavimentar de 70 Km. El camino es angosto y con aproximadamente 199 curvas a través de la cordillera. En zona se instaló una compañía minera en 1985.
Leer más...
 


RocketTheme Joomla Templates