Provincia Regina Apostolorum - Argentina Sur
Prioridades PDF Imprimir E-mail



Nuestras prioridades:


14º CAPITULO GENERAL SSpS

LAS DIRECCIONES CONGREGACIONALES


En este 14º Capítulo General, nosotras SSpS, inspiradas y fortalecidas por el Espíritu Santo, nos comprometemos con las siguientes direcciones para el período 2014-2020:

 



HACIA LA COMUNIÓN—AMPLIAR EL CÍRCULO

COMUNIÓN CON DIOS

Cultivamos la relación personal con Dios Uno y Trino, fuente y centro de nuestra vida y misión. Valoramos nuestro nombre, Hermanas Misioneras Siervas del Espíritu Santo, que expresa e impulsa nuestra espiritualidad y carisma misionero.

·        Nos esforzamos por redescubrir al Espíritu Santo, como el protagonista principal de la misión de Dios quien, para llevarla a cabo, cuenta con nosotras.

COMUNIÓN CON LOS MARGINADOS Y LOS EXCLUIDOS

Las necesidades de nuestro mundo son abrumadoras y en constante cambio. Nuestro carisma nos llama a servir a aquellos que más necesitan de la Buena Nueva del amor inclusivo de Dios. Sus historias se convierten en nuestras historias y nuestra historia no puede contarse sin la de ellos. Nos comprometemos a un discernimiento permanente de nuestras prioridades con la mirada del Buen Samaritano: él supo cuándo detenerse en el camino para ayudar y, en el momento oportuno, confiar la persona herida al cuidado de otros. En nuestro contexto diverso y global, la pobreza, la exclusión y la privación asumen múltiples expresiones. Jesús responde a la pregunta: “¿Quién es mi prójimo?” con una historia, no con una definición.

  • Nos comprometemos a un constante discernimiento comunitario de nuestras prioridades, compartiendo nuestras historias y experiencias para descubrir con mayor claridad a quiénes el Señor nos llama a servir.
  • Participamos, personal y comunitariamente, en el proceso de conversión hacia una mayor comunión y amistad con aquellos a quienes servimos.
  • Identificamos las causas de la pobreza e injusticia y trabajamos para promover el cambio sistémico.
  • Evaluamos nuestras instituciones y apostolados existentes y las adaptamos para que respondan mejor a las necesidades de los marginados y excluidos.
  • Reconocemos nuestra propia pobreza y vulnerabilidad y aceptamos la ayuda de los demás.

COMUNIÓN CON LA CREACIÓN

Hemos crecido en la comprensión de que toda la creación y la vida está interconectada y refleja el amor de Dios Uno y Trino. El Espíritu nos ha enseñado a ver que nuestra misión de compartir “vida en plenitud”, no abarca sólo a todas las personas, sino también a toda la creación. Somos conscientes de que la Madre Tierra ha sido violentada y privada de su dignidad. Si ella sufre, sufre la vida.

  • Evaluamos nuestro estilo de vida y apostolados desde la óptica de la integridad de la creación.
  • Manifestamos, en nuestras decisiones y proyectos, el compromiso de justicia para con la creación.
  • Nos involucramos en opciones pastorales que promueven, protegen y defienden la vida y el bien de toda la creación.

COMUNIÓN AL INTERNO DE NUESTRA CONGREGACIÓN

La humanidad expande su conciencia a horizontes globales.  A la vez, muchos pueblos encuentran dificultad para mantener su propia identidad cultural y su soberanía nacional. Nuestra interculturalidad, como SSpS, es una expresión de los muchos rostros del Espíritu. En nuestra vida comunitaria experimentamos, a la vez, las riquezas y los desafíos de la interculturalidad e intergeneracionalidad.  

·        Tomamos conciencia y nos hacemos cargo de las luces y sombras de nuestra interculturalidad e intergeneracionalidad. Nos abrimos a la transformación permanente que supone el encuentro con lo diverso y lo desconocido. 

Nuestra formación hoy, inicial y permanente, nos exige apertura a cambios de paradigmas en la expresión de nuestra vida consagrada, la vida comunitaria y los estilos de liderazgo. Las estructuras Congregacionales y los estilos de liderazgo deben facilitar la comunión y la participación. Experimentamos la importancia del discernimiento comunitario y el liderazgo participativo. Asimismo, colocar a los pobres en el centro de nuestras opciones, nos lleva a interpelarnos sobre el modo en que tomamos las decisiones, la forma en que llevamos a cabo nuestros apostolados y la manera en que disponemos de nuestros recursos humanos y financieros.  

  • Evaluamos y damos nuevas formas a nuestras estructuras congregacionales para que ellas sirvan mejor a la misión.
  • Empleamos métodos apropiados de discernimiento comunitario en nuestra toma de decisiones.
  • Examinamos nuestro estilo de vida a la luz de nuestro compromiso total con la misión y nuestra solicitud por las personas marginadas.  

COMUNIÓN CON LOS DEMÁS

El movimiento hacia la globalización y planetización está modificando nuestros modelos de colaboración y comunicación. Animados por el mismo Espíritu, estamos llamadas a unir esfuerzos con los laicos en la misión y con quienes pertenecen a otras organizaciones, culturas y religiones. Nuestros esfuerzos por promover la comunión universal quedarían incompletos si no construimos puentes de amistad con las personas de otras creencias. Compartiendo nuestras historias descubrimos al Dios de muchos nombres y rostros.

  • Respetamos la vocación específica de los laicos con quienes compartimos misión y tareas y nos empeñamos en el discernimiento y toma de decisión recíproca, por el bien de la misión.
  • Trabajamos en red con otras organizaciones y ampliamos el círculo de colaboración y amistad.
  • Entramos respetuosamente en un diálogo de vida y de acción con las personas de otros credos.
  • Utilizamos creativa y responsablemente los medios de comunicación social y la tecnología moderna para compartir la Buena Nueva del amor de Dios.

CONCLUSIÓN

Nosotras, SSpS, somos parte de una Iglesia que sale, una comunidad de discípulas misioneras que dan el primer paso, que se involucran, que apoyan, que dan fruto y se regocijan. Hemos sido bendecidas con "Evangelii Gaudium" (EG)—la Exhortación Apostólica del Papa Francisco—a través de la cual el Espíritu llama a la Iglesia a una permanente renovación pastoral y a entrar en un nuevo capítulo de la evangelización, caracterizado por el entusiasmo y la vitalidad. Creemos que la comunión y la misión están profundamente interconectados. Por consiguiente, seguimos hacia adelante, dando audazmente los primeros pasos para salir al encuentro de los demás, para buscar a quienes están alejados, hasta situarnos en el cruce de caminos y dar la bienvenida a los excluidos. (cfr. EG 24)

Lleno del Espíritu Santo Jesús terminó su anuncio en la sinagoga proclamando: Como lo han oído, este pasaje hoy se ha cumplido. Mientras hablaba, los ojos de todos estaban fijos en él. (cfr. Lc. 4,20-21). Así mismo, las SSpS discípulas misioneras, mantenemos fijos nuestros corazones y nuestros ojos en Jesús mientras hacemos de su misión, nuestra misión. Que nada nos inspire más que su vida que nos lanza hacia adelante! (cfr. EG 3)


Siguiendo el ejemplo de Madre Teresa Messner, con alegría, esperanza y confianza seguimos adelante:   Con la fuerza del Espíritu, compartiendo Buenas Nuevas entre los pueblos.

13º CAPITULO GENERAL SSpS

DIRECCIONES CONGREGACIONALES

 

COMO TESTIGOS DE INCULTURACIÓN

 

 ESTAR EN COMUNIÓN

 

En nuestra diversidad, nuestra vida en Dios Uno y Trino nos une en y para la misión.

 

ESTAR INTERRELACIONADAS

 

Somos comunidades interculturales e interrelacionadas al servicio de la misión de Dios

 

 

 

Como TESTIGOS EN APRENDLZAJE

 

APRENDER LA NO-VIOLENCIA

 

Reconocemos que la violencia existe en y entre

nosotras y que somos parte de un sistema violento

 

 

SER TRANSFORMADAS

 

A lo largo de la vida, como discípulas en aprendizaje, somos transformadas por la auto-revelación de Dios en cada experiencia.

 

 

PROMOVER LA INTEGRIDAD DE LA CREACIÓN

 

Reconocemos nuestra relación vital con la creación. Como mujeres estamos llamadas a cuidar la Madre Tierra.

 

 

Como TESTIGOS AUTENTICAS

 

 SER MUJERES DISCIPULAS

 

Nosotras encontramos el fundamento de nuestra

identidad como mujeres en Dios.

 

 FORMAR Y SER FORMADAS

Somos mutuamente desafiadas y transformadas a través de nuestros encuentros con las realidades de la vida, especialmente con el sufrimiento.

 

 VIVIR NUESTRO COMPROMISO CON LA VIDA

 

La radicalidad de nuestro discipulado demanda

un compromiso con la vida en todas sus formas.

 

 

Apasionadas por Cristo caminamos como mujeres discípulas, asumiendo con alegría nuestro compromiso con la vida.

 

Abiertas a Dios y unas a las otras, decimos con Madre Josefa:

“Pronto está mi corazón”.


 

12º CAPITULO GENERAL SSpS


Formación integral para la misión.
          
 el proceso de formación debe:
  • Promover una actitud activa - contemplativa, el diálogo y el discernimiento constante
  • ser contextualizado, en contacto con la realidad y sencible a ella
  • usar medios interdisciplinarios, tales como:Psico-espiritualidad, Teologia, Biblia, Antropologia, Misionología
  • fomentar el trabajo en equipo, y el liderazgo participativo
Nuestras comunidades deben ser formadoras
cada una es responsable de su auto formación y de estar informada
 

 
Compromiso con las mujeres.

 
Sentimos un fuerte llamado a optar por las mujeres.
Fomentar relaciones interpersonales generadoras de vida que hagan visible la dimensión femenina de Dios.
Apreciar y valorar nuestro ser mujer.
Defender la vida.
Tomar iniciativas en la promoción del liderazgo participativo e inclusivo en la sociedad y en la Iglesia.
Ser promotoras de justicia y paz, impulsadas por la fuerza que proviene de la bondad, la comprensión, y el cuidado por y con los demás.
Contribuir a un cambio en las actitudes de los hombres y mujeres hacia las mujeres.
Preparar hermanas profesionalmente competentes en campos tales como: el eco-feminismo, la teología y espiritualidad femenina, la perspectiva de género, vida familiar,


 
La solidaridad con los que tienen el VIH/SIDA

 
 El VIH/SIDA a llegado ha ser una enfermedad pandémica, asesina, amenazando la vida no solo en el continente africano, sino también en muchas otras partes del mundo. Por lo tanto nos compromete a :

Sensibilizar a las hermanas y a las personas con quienes trabajamos, en vista a fomentar acciones de solidaridad en el mundo especialmente en África.
Hacer que la educación y cuidado de la salud sean accesibles a la creciente población afectada por el VIH/SIDA, educar a las personas en medidas preventivas.
Colaborar con las organizaciones Pro - Vida.
 
 

RocketTheme Joomla Templates